8 de marzo de 2013

¿Despertar de la Conciencia?¿Conciencia, Consciencia?


Tanto uso de la palabra Conciencia con diferentes significados y diferente sentido en libros y material de autoayuda, superación personal y Espiritualidad, podría resultar confuso, vamos abordando desde la definición general pasando por  el uso de la palabra en la Ciencia, la psicología, la psiquiatría y las diversas filosofías, ideologías y doctrinas hasta llegar a la doctrina Católica.

La palabra conciencia no es patrimonio de la gnosis,  de las filosofías orientales ó del psicoanálisis ó la psicología transpersonal, etc.  En la gnosis creen que la salvación se efectúa a través de conocimiento superior y de la conciencia del propio espíritu. En las filosofías orientales en el hinduísmo la conciencia es una cualidad del alma que se dirige a la energía divina, en el budismo y el budismo zen la conciencia es algo que se refiere a la conciencia del individuo ó del “yo” y se dirige a una conciencia superior a través de la meditación. En la Psicología Transpersonal se refiere a cuestiones espirituales y experiencias místicas para alcanzar un nivel de conciencia mayor. En el Psicoanálisis se habla del “inconsciente” como procesos mentales que no son pensados conscientemente.

La definición general de  conciencia  es el conocimiento que se tiene de sí mismo y del entorno.
En Psicología la conciencia se define como el conocimiento de la persona misma y de su mundo exterior es una percepción de la  mente que recibe a través de los sentidos y  permite estar alerta de lo que ocurre alrededor y de la realidad con lucidez y claridad.
En Psiquiatría la conciencia tiene la definición de conocimiento simultáneo  e inmediato que cada persona posee de sí mismo, de sus actos y del mundo exterior, es el reflejo de la realidad.
La palabra consciente (con -sc-) es el adjetivo de conciente (se usa precedido del verbo estar).
Los estados alterados de la conciencia (EAC´S) es un estado diferente al estado de vigilia, cuando estamos alertas (ondas beta), es decir cuando estamos despiertos.

Necesitamos saber que la palabra “conciencia”es un término muy utilizado en la nueva era, y como ésta está integrada por muchas filosofías, ideologías y religiones, la conciencia se maneja desde el pensamiento griego hasta filosofías orientales, desafortunadamente en éstos libros que tan fácilmente se consiguen en cualquier librería se refiere al” despertar” de la conciencia por medio del desarrollo de lo que ellos llaman “mente espiritual”. Nosotros como bautizados debemos partir de nuestro patrimonio y de nuestra Espiritualidad Cristiana para no perder el camino y no confundirnos con el mismo término usado a veces como psicología cuando están hablando de filosofía, unas revolturas tremendas.

Veamos que es lo que enseña nuestra Doctrina Católica sobre la Conciencia:
“La conciencia es el núcleo más secreto y el Sagrario del Hombre, en él está sólo con Dios cuya voz resuena en lo más íntimo de ella" (CIC# 1776 y #1795).
La Conciencia es una  -ley de nuestro espíritu- pero vá mas allá de él, nos dá órdenes, significa responsabilidad, deber, temor y esperanza.
La Conciencia es mensajera del que, tanto en el mundo de la naturaleza como en el de la Gracia, a través de un velo nos habla, nos instruye y nos gobierna.
La conciencia es el primero de todos los Vicarios de Cristo (CIC #1778).

La Palabra de Dios es una luz para nuestros pasos. Es preciso que la asimilemos en la Fé y en la Oración y la pongamos en práctica, así se forma la conciencia Moral(CIC #1802). La conciencia moral es un juicio de la razón por la que la persona humana reconoce la cualidad moral de un acto concreto que piensa hacer, está haciendo ó ha hecho. (CIC #1778).

“El fin de nuestra predicación es el amor que procede de una mente limpia, de una conciencia recta y de una Fé sincera. Por haberse apartado de ésta línea algunos se han enredado en palabrerías inútiles...” 1Timoteo 1,5

Las filosofías orientales enseñan que la" mente instintiva" rige aún a algunos humanos que se encuentran anclados y desequilibrados por su “chakra” basal ó de "raíz", que son personas menos evolucionadas espiritualmente porque actúan de acuerdo a sus instintos como si fueran animales porque no tienen  una conciencia superior ó “despierta”.
El problema con las filosofías e ideologías orientales ó de otra índole es que son pensamientos y concepciones de ideas sobre el ser, la vida, la espiritualidad, lo social, la moral  y hasta la ciencia pero no necesariamente son ciertas ni tampoco aceptadas por la ciencia, ni compatibles con la Doctrina Cristiana, son sólo éso, ideologías y filosofías que se han dado a través de los siglos en todo el mundo en Oriente y Occidente, no son ley y no tenemos porque seguirlas ciegamente, hay que cuestionar siempre que son de donde vienen, a quién se le ocurrió?, son doctrinas humanas que por lo mismo la moral que predican no es la misma que la moral cristiana.

Ahora veamos lo que enseña Nuestra doctrina Católica referente a ésto y es lo que como bautizados debemos creer y no hacer caso de las filosofías que se leen en cualquier libro, vayamos siempre a nuestra guía al alcance de todos en éstos temas: El Catecismo y el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica:
“La Conciencia recta y veraz se forma con la Educación, con la asimilación de la palabra de Dios y las enseñanzas de la Iglesia. Se vé asistida por los dones del Espíritu Santo y ayudada con los consejos de personas prudentes. Además favorecen mucho la formación moral tanto la Oración como el exámen de Conciencia” <--haz click (Compendio del CIC # 374).
La dignidad de la Persona humana supone la rectitud de la conciencia moral , es decir que ésta se halle de acuerdo con lo que es justo y bueno según la razón y la Ley de Dios. (Compendio del CIC #373).

Como ya vimos en el tema “Despertar de la Conciencia”, ésta práctica que enseña la nueva era y muchos libros de superación personal, autoayuda y Espiritualidad no Cristiana se refiere a a lograr un estado superior al estado de vigilia por medio de meditacion, Yoga, estados alterados de la conciencia provocados, el desarrollo de supuestos poderes mentales y psíquicos, etc.

Nosotros no recurrimos a estados alterados de la conciencia, mantras, decretos, afirmaciones, visualizaciones, Yoga, meditación, etc. Nosotros que estamos bautizados debiéramos hacer  Oración y un exámen de conciencia a profundidad. No hay personas menos evolucionadas espiritualmente, lo que hay es falta de Educación y Evangelización.

“Pues llegará un tiempo en que los hombres no soportarán la sana doctrina, sino que se buscarán maestros según sus inclinaciones, hábiles en captar su atención, cerrarán sus oídos a la verdad y se volverán hacia puros cuentos” 2Timoteo 4,3

azulmarina