29 de mayo de 2015

Charlie, Charlie


Hola! Que tal!?? ;o)
Espero se encuentren muy bien.
Ayer Gracias a Dios festejé un año más de vida y  pues como cayó entre semana me festejaron en la noche, ahí en uno de varios temas de charla, me preguntaron si estaba enterada del juego de los lápices “Charlie, Charlie” ó reto de Preguntarle a Charlie, y que consiste en colocar dos lápices en forma de cruz y empezar a preguntarle al tal Charlie.
Pues como no tengo ni uso facebook y el twitter lo tengo, pero ya no lo uso, no me entero de nada y si me entero, me entero tarde.
En fin, hoy mi esposo me envía la nota del periódico el Norte y ahí leo la advertencia del Padre Ernesto Caro acerca de Charlie, más tarde leo la opinión del Padre Fortea, ambos exorcistas.

La explicación del fenómeno a nivel físico (porque se mueven los làpices) ya la hemos abordado en el tema de radiestesia, que aquí como no es ouija ni hay intervención de la mano (efecto ideomotor) son los factores que rodean los lápices, la mesa, el aliento ó respiración, corrientes de aire y hasta la vibración de los espacios cerca de áreas transitadas por vehículos, pisos del 2º para arriba vibran más que el 1er piso,  etc, ver tema:
http://blogdeazulmarina.blogspot.mx/2012/12/radiestesia.html

También puede tratarse de un hoax para desviar de los temas candentes y de actualidad que a algunos les conviene distraer la atención.

El peligro espiritual con el reto De Charlie existe.
Siendo una forma de adivinación.
La curiosidad, la presión entre los niños y jóvenes por el reto, el fenómeno viral, las redes sociales, la mentalidad mágica, el miedo de los mas pequeños  hacen que ésto haga ruido.
Pasa exactamente lo mismo que con la ouija si la intención es adivinar cosas ocultas.
No es regla general que todos los que jueguen ouija ó charlie queden con infestación diabólica, la posesión es rara. Todo pasa si Dios lo permite, y es para algo.
El problema es como dice el Padre Caro, se abre la puerta a ...¿Quien es Charlie? 
Los Verdaderos Angeles de Dios (ver tema)no se comunican ni con lápices ni con ouijas ni por medio de canalizadores, así que por supuesto que puede darse el caso de que el demonio participe al igual que con la ouija, el demonio no necesariamente pretende dañar infestando, ya con poner desorden y desobediencia en los pequeños, haciendo que los padres se angustien si sus hijos bautizados lo hacen e infundiendo temor,  ya está complacido. 

SI Existe la posibilidad de un daño espiritual que después requiera liberación ó exorcismo menor para ateos, excépticos , bautizados, no bautizados, creyentes ó no creyentes por igual. 
Hagamos caso a nuestros pastores...

azulmarina